FARMACONFORT_INCONTINENCIA_URINARIA_perdida_orina_mujeres_perdidas_infeccion_compresas_algodon_causas_tratamientos_ejercicios_kegel_suelo_pelvico_ginecologia_ginecologos
Síguenos: facebook twitter tuenti youtube GooglePlus BlogFarmnaConfort

¿Qué son las pérdidas de orina?

 

La incontinencia urinaria es una pérdida involuntaria de orina.

 

Las pérdidas de orina pueden aparecer en distintas etapas de la vida, por múltiples causas, tanto en hombres como en mujeres.

 

Pero son más frecuentes:

 

  • En mujeres durante el embarazo debido a que:
  •  

    1.- El útero aumenta en peso y volumen, presionando el suelo pélvico (conjunto de tejidos que sustentan el útero, la vagina, la vejiga, la uretra y el recto).

    2.- El cambio hormonal, encaminado a dilatar los tejidos, también relaja la musculatura que controla la micción.

     

  • En mujeres que han dado a luz, a través del canal vaginal, ya que la expulsión del bebé puede provocar lesiones, roturas o una dilación permanente de la musculatura del suelo pélvico.
  •  

  • En mujeres maduras, simplemente por el paso de tiempo. Poco a poco, los ligamentos y músculos del suelo pélvico se van relajando, de tal forma que la vagina cae sobre la vejiga reduciendo su volumen, pudiendo afectar a la capacidad de retención.

 

Este proceso se acelera con la llegada de la menopausia, donde el descenso hormonal, provoca un debilitamiento de los tejidos. 

 

¿Cómo afrontar a las pérdidas de orina?

 

¡No te resignes! Hay muchas mujeres que sufren este problema y se resignan a vivir con él, en secreto, reduciendo notablemente su calidad de vida.

 

Para prevenir las pérdidas de orina o reducirlas, realiza los ejercicios de Kegel:

Estos ejercicios consisten en contraer y relajar la musculatura del suelo pélvico, para tonificarla.

 

La forma más sencilla de identificar estos músculos es, cuando vayas al baño, intenta retener la orina y luego déjala fluir.

 

Importante: esta rutina es para identificar los músculos, pero no la repitas de forma habitual porque podría causarte una infección.

 

Una vez identificados estos músculos, contráelos (5 segundos) y relájalos (5 segundos) en series de 10 repeticiones y realiza estos ejercicios al menos 3 veces al día.

 

Siéntete segura y protegida:

 

Elije compresas o protegeslips que:

 

  • Por su diseño anatómico y su capacidad de absorción, te hagan sentir segura frente a las pérdidas leves de orina, permitiéndote llevar una vida normal.
  •  

  • Que puedas comprar, como una compresa normal, porque sabemos que mantener tu secreto es muy importante para ti.
  •  

  • Dado que son productos de uso diario, es especialmente importante asegurarse de que tu piel siempre esté en contacto con puro algodón 100% hipoalergénico, dermatológicamente testado, que ayuda a prevenir los riesgos de irritaciones, picores y alergias.
  •  

  • No contengan perfumes ni otros componentes químicos potencialmente nocivos u origen de una posible alergia.

 

A diferencia de las compresas y protegeslips FARMACONFORT, existen productos que contienen plástico, en permanente contacto con tu piel, que además de ser en algunos casos irritante, puede dificultar la transpiración.

Este hecho, agravado por el uso diario de protegeslips de plástico, puede generar un microclima de calor-humedad que puede multiplicar la proliferación de bacterias, hongos, alergias e irritaciones.

 

Si no estás segura de que tus actuales compresas o protegeslips sean de plástico, haz la prueba “del  mechero”. Te mostramos cómo en este vídeo testimonial.

 

 

Tratamiento:

 

Actualmente existen tratamientos farmacológicos, quirúrgicos y técnicas de estimulación eléctrica muy eficaces, en la mayoría de los casos.

 

Por eso, te animamos a que no te resignes, acudas a tu médico de cabecera o urólogo de confianza para intentar encontrar la mejor solución para tu problema.

 

Además, para mejorar tu calidad de vida, te recomendamos seguir estos consejos prácticos:

 

Disfruta de un estilo de vida saludable

 

Come bien para verte y sentirte mejor

 

Realiza una correcta higiene íntima:

 

  • No abuses de los productos de limpieza, desodorantes, duchas vaginales ni cosméticos.
  • Al hacer tus necesidades, siempre límpiate de delante a atrás.
  • Después del coito elimina los residuos de anticonceptivos tópicos, lubricantes y otros restos.
  • Utiliza ropa interior de algodón y evita las prendas muy ajustadas o pantys sintéticos.

 

Y lo más importante, acude a tu ginecólogo de confianza para realizar tus revisiones periódicas y siempre que notes el más mínimo problema (porque son los únicos que pueden realizar un diagnóstico correcto y prescribirte un tratamiento personalizado).

 

© 2012 COTTON HIGH TECH, S.L. Todos los derechos reservados. | Política de privacidad y Aviso Legal | Bagués disseny